"TRUVATURA" Y SACRIFICIOS DE CONSTRUCCIÓN EN EL ANTIGUO CONDADO DE MODICA

MITOS, LEYENDAS Y SUPERSTICIONES: ENTRE SAGRADO Y PROFANO
"TRUVATURA" Y SACRIFICIOS DE CONSTRUCCIÓN EN EL ANTIGUO CONDADO DE MODICA

por Ignazio Caloggero

Creo que a pesar de la tecnología de los robots de las carreteras de la información, el recuerdo en la memoria popular de los tesoros encantados (la truvatura) y los extraños rituales necesarios para desencantarlos aún no se ha extinguido por completo.

El sur, y en particular Sicilia, es rico en cuentos populares sobre la truvatura. Cuanto más miseria es la realidad diaria, más fuerte es el deseo de que el destino resuelva nuestros problemas cotidianos de manera enérgica y definitiva. Esto es sabido por muchos, especialmente aquellos que, a partir de ese afán de redención económica, logran sacar una fuente de ingresos, y así proliferan rasca y gana, quinielas, loterías y loterías de todo tipo, olvidándose que por cada afortunado que ríe, cien más lamentarán el aumento de la miseria.

Quizás fue mejor una vez, cuando en lugar de las loterías estaban los tesoros encantados esperando ser llevados por los elegidos del destino. Poco importaba si para "desencantar" (o desatar) el tesoro de su truvatura era necesario utilizar los expedientes más extraños, ridículos, a veces peligrosos y a menudo criminales.

Entre los rituales más extraños y ridículos se encuentra quizás el necesario para tomar posesión de un tesoro ubicado en un lugar no especificado del Condado de Modica, donde es necesario desvestirse completamente desnudo, acostarse en el lugar a bocados, encender tres velas alrededor del tesoro, sosteniendo un ratón muerto y en el otro una serpiente también muerta y por si fuera poco hay que permanecer inmóvil durante tres horas, de las once de la tarde a las dos de la mañana, sin asustarse por ruidos y apariciones e imitando el canto del gallo y recitar un conjuro que casi nadie conoce.

La imaginación popular no tiene límites, a veces más que los rituales ridículos pueden los rituales que ven actores involuntarios, víctimas de sacrificios, y me gustaría centrarme en estos últimos, ya que creo que es posible identificar vínculos entre los hechos de sangre en clave sincrética. vinculado a alguna truvatura (y quizás la forma más antigua de sacrificio humano) la relativa a los llamados "sacrificios de edificios" en los que, con motivo de nuevas construcciones, las víctimas eran enterradas bajo las estructuras del nuevo edificio.

Los hallazgos arqueológicos dan testimonio de la presencia de sacrificios de construcción entre los pueblos prehistóricos de Europa. La costumbre bárbara fue lentamente abandonada, o en todo caso sustituida por simulacros que hacían que el rito asumiera un carácter puramente simbólico.

Se hicieron sacrificios de construcción, por ejemplo, con los celtas; Vincenzo Mancini, en su libro "Sacrificios humanos y asesinatos rituales de la antigüedad", refiriéndose a la leyenda de S. Colombano, relata que pidió a la población que se ofreciera un voluntario para que su cuerpo consagrara el lugar donde debería haberse construido la iglesia. :

<< Odharano se levantó y dijo: Si acepta, estoy listo. Columkille respondió: Oh Odharan, tendrás tu recompensa; a nadie se le dará gracias hasta que pregunte por ti. Odharano se fue al cielo. Columkille fundó la iglesia de Hy en ese lugar >>.

Los testimonios sobre los sacrificios de construcción también provienen de la Biblia; en el libro de Reyes 1.XVI, 34 se menciona a cierto Hiel de Betel. Quien reconstruyó Jericó en tiempos del rey Acab y la fundó sobre su hijo mayor Abiram, también se casó a las puertas de la misma, Segub, hijo de Num. Y confirmando esta costumbre, en 1907, la Sociedad Alemana de Excavaciones Arqueológicas en Palestina descubrió bajo los muros de Mageddo (ciudad bíblica ya deshabitada en tiempos de Cristo) el esqueleto de un niño de unos 15 años.

En la tradición popular siciliana, se encuentran vestigios de sacrificios humanos que recuerdan los sacrificios de edificios antiguos sobre los métodos que en algunos casos deben adoptarse para sacar el dinero de los tesoros encantados. De hecho queremos creer que, en algunos casos, el hechizo se puede quitar con un nuevo tributo de sangre (no es casualidad que la filosofía popular "sangu llama sangu" siempre haya estado arraigada en Sicilia.

La víctima "atada" al tesoro encantado está destinada a custodiar la "truvatura" así como la víctima sacrificada de los sacrificios de construcción custodiaba el edificio al que también estaba atada.

Sicilia es rica en estos rayos. Una bota llena de monedas de oro está enterrada en una montaña cerca de Capaci. Cualquiera que conduzca y mate a un hombre en el lugar donde está enterrado este tesoro, puede tomarlo.

Otro tesoro encantado que exige la misma cantidad de sangre se encuentra no lejos de Caltabellotta; en el cercano "Monte Calvario" hay una cueva que ofrecerá su tesoro a quienes viertan en su interior la sangre de un hombre sacrificado. A veces una sola víctima no es suficiente, como en el caso de "La Montagna del Furore", una montaña cerca de Naro (Agrigento) donde se esconde un inmenso tesoro. Para desencantarlo, siete niños inocentes deben ser sacrificados en el acto.

Pero incluso en la tierra de Hyblean no hay falta de tal truvatura. En la cantera de S. Lena, no lejos de Chiaramonte, pasta una bandada de oro. El rebaño puede ser apropiado si un hombre muere en el acto el Viernes Santo.

Giuseppe Pitre en su libro: Usos y costumbres y prejuicios del pueblo siciliano (p.436) publicado en 1889, habla de una iglesia en el territorio de Modica llamada Iglesia de Scrofani, donde hay un tesoro encantado.

Para tomar este tesoro es necesario matar a un niño que se llama Clemente, y para matarlo debe ser la madrina quien tiene que comerse su hígado en el acto.

Y alguien debe haberlo intentado; de hecho, el escritor Serafino Amabile Guastella en una carta dirigida a Pitre, relata un proceso que tuvo lugar unos meses antes en Módica en relación con el siguiente hecho sangriento que tuvo lugar en la citada iglesia: una mujer, que tenía dos años. anciano ahijado de nombre Clemente, se llevó al pequeño, sin que su madre lo supiera y acompañado de otro cómplice, entraron a la iglesia; las dos mujeres mataron al niño en la losa que, según la gente, esconde el tesoro y le arrancaron el hígado. Pero no pudieron comérselo crudo, de hecho vomitaron un poco, y por lo tanto no se pudo desencantar el tesoro”.

El episodio de Médica destaca otro hábito muy antiguo, el de comerse algunas partes del cuerpo de las víctimas del sacrificio. Diodorus Siculus (Lib. XXII.5) hablando del tirano Apolodoro que en 279 a.C. conspiró para convertirse en tirano de Casandra (la ciudad fundada por Alejandro en la costa norte del Egeo) dice:

<< y queriendo asegurarse el resultado de su conspiración, llamó a un joven, su amigo, como para un sacrificio, lo masacró como ofrenda a los dioses, alimentó con las entrañas a los conspiradores y, mezclando su sangre con vino , les hizo beber >>.

Así como los antiguos rituales en los que se requerían sacrificios humanos se transformaron, y para pagar el costo de la estupidez humana eran los animales y ya no los hombres, también por la truvatura estamos asistiendo a un fenómeno similar, en el que sin embargo la antigua costumbre de alimentarse de la víctima.

Una antigua creencia popular en Modica, cree que algunas mujeres pueden "desatar" un tesoro, cocinando un murciélago debajo de sus faldas, dentro de un calentador lleno de carbón, y comiéndolo entero sin haberle quitado las entrañas. Otro método, menos repugnante, siempre medicar, para apoderarse de un tesoro es aplastar tres piojos que se sacan del pecho sobre la losa que esconde el tesoro. El problema no es tanto encontrar los piojos para poner en el pecho como saber dónde está el tesoro.

Y en una tierra de fe no podía faltar el elemento religioso; también la tradición modicana cuenta que Bernardo Cabrera enterró una cabra dorada en una cueva en la cima de una montaña cerca del Irminio. La cueva tomó entonces el nombre de "Cueva de la Cabra Dorada". Para desatar el tesoro es necesario que tres sacerdotes de tres municipios distintos, que tienen el mismo nombre bautismal y los mismos años, entren en la cueva, degollen un pico y cada uno de ellos beba tres gotas de sangre: solo entonces la cabra dorada enterrada de Cabrera se levantará de debajo del suelo balando

Fresco que representa el sacrificio de Ifigenia Casa del poeta trágico, Pompeya

El sacrificio de Ifigenia, fresco de Pompeya

"TRUVATURA" Y SACRIFICIOS DE CONSTRUCCIÓN EN EL ANTIGUO CONDADO DE MODICAMaja: sacrificio humano

montescuderi_tesoro%


MITOS, LEYENDAS Y SUPERSTICIONES: ENTRE SAGRADO Y PROFANO

 

 

blogs sociales: El Blog en el que todos pueden participar para contar sobre Sicilia. Conviértete en el autor de la plataforma La Sicilia en Rete

 [/ Vc_column_text] [/ vc_column] [/ vc_row]

Comparte Comparte
Compartir
Califícalo (1 a 5)
5.001
Reseñas, comentarios y sus experiencias
Monstruo 1-1 de 1
Comentarios y Reseñas
·
Es posible añadir comentarios y reseñas a este artículo.
Envíe un aviso al editor
[contact-form-7 id = "18385"]
Comparte Comparte
Compartir
Compartir